HORA DE CUBA: 03:58 PM

Publicación del Instituto Nacional de
Deportes, Educación Física
y Recreación INDER
VIERNES 14
JUNIO, 2024
Visitas: 34881 Usuarios activos: 10209
La Habana
Año 66 de la Revolución
COVID-19: la humanidad se juega la vida

La enfermedad logra lo impensable: desplazar el deporte de los grandes titulares, obligar a las cadenas televisivas a pasar material de antaño; confirmar que hay un sombrío escenario en que el show debe parar…


Por:
domingo, 22 de marzo de 2020 08:28 AM



Foto: CO Tokio 2020

La Habana.- NUESTRO planeta no es el mismo desde diciembre pasado, no es el mismo tras el brote del nuevo coronavirus en la ciudad china de Wuhan. Tres meses después impacta en cerca de 200 países, afecta a un cuarto de millón de personas y ocasiona miles de muertes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que las cifras pueden crecer, pese a la toma de conciencia y las medidas que se implementan en la mayoría de las naciones.

El andamiaje para contener la pandemia exige restringir viajes, sobre todo desde y hacia las zonas infestadas, evitar aglomeraciones y establecer cuarentenas. La economía mundial se tambalea, el deporte también.

En medio del año olímpico surgen complicaciones por la cantidad de eventos clasificatorios para una cita que reunirá 11 mil atletas convencionales y cuatro mil 400 con discapacidades.

Aunque los organizadores nipones y los comités olímpico y paralímpico internacionales insisten en mantener ambas lides, la realidad genera dudas y más voces reclaman el aplazamiento, previendo que el corte del brote aún tardará.

Sin embargo, la suspensión no solo significaría un duro golpe a los protagonistas principales, los atletas, algunos de los cuales no llegarían a París 2024; sino también a las finanzas del movimiento olímpico y los anfitriones, empeñados en regalar los Juegos más tecnológicos y especiales de la historia.

GUERRA DE POSICIONES

El COI ha insistido en que los preparativos siguen adelante, y que Tokio 2020 comenzará según lo previsto el 24 de julio.

«El COI sigue completamente comprometido con Tokio 2020, y con más de cuatro meses para su inicio aún no es necesario tomar decisiones drásticas», expuso en uno de los comunicados.

La entidad animó «a todos los deportistas a seguir preparándose para Tokio lo mejor que puedan», luego de que el presidente Thomas Bach celebrara una reunión virtual con titulares de comités olímpicos nacionales (CONs) y federaciones deportivas.

El COI admitió que la situación «no tiene precedentes en el mundo», que impacta en los preparativos para Tokio y cambia día por día. Manifestó además su solidaridad «con las sociedades que están haciendo todo lo posible por contener el virus».

Aseguró que seguirá actuando con responsabilidad y pedirá a todas las federaciones y comités olímpicos nacionales hacer lo posible para contribuir a la prevención del coronavirus.

«La salud y bienestar de todos los implicados en la preparación de Tokio 2020 son nuestra principal preocupación, y se están tomando las medidas posibles para proteger a atletas, entrenadores y equipos de apoyo», señaló Bach.

La organización subrayó que seguirá monitoreando la situación, a través del equipo de expertos formado para tales fines junto a la OMS, el comité organizador y las autoridades niponas.

El 57% de los atletas previstos ya superó las pruebas de clasificación, y respecto al 43% restante se trabaja con las federaciones en busca de los posibles cambios de torneos.

El COI informó que podrían aumentar las invitaciones en disciplinas cuyas lides clasificatorias se han visto afectadas por las medidas de contención, pero admitió que ello ocurriría en circunstancias excepcionales y analizando caso a caso los deportistas beneficiados.

Esa misma línea la mantiene el Comité Paralímpico Internacional que lidera el brasileño Andrew Parsons, de cara a una convocatoria pactada del 25 de agosto al 6 de septiembre.

LA ECONOMÍA, OTRO GRAN DILEMA

Aunque existen variantes (in extremis) para aplazar y hasta cancelar los Juegos, el impacto económico pesa muchísimo y confirma que ninguna solución en esas direcciones resulta ideal.

Retrasarlos unos meses (a octubre, por ejemplo, como en 1964), celebrarlos a puertas cerradas o ante espectadores japoneses solamente; y aplazarlos dos años son las alternativas en mente. Ninguna tiene antecedentes, pues en 124 años solo las guerras mundiales imposibilitaron el encendido del pebetero.

Cualquier opción tendrá impactos colosales para deportistas, técnicos, directivos, organizadores, aficionados, medios de comunicación, patrocinadores, hoteles, aerolíneas, comerciantes, taxistas, los 80 mil voluntarios y otros actores.

El 73% de los ingresos obtenidos en el ciclo olímpico 2013-2016 (5 mil 700 millones) provinieron de la venta de derechos de televisión. La cadena estadounidense NBC reportó al menos la mitad de esos pagos. Los patrocinios aportaron un 18%.

Si el COI no recibe o certifica tales dividendos, el brazo de la crisis se extenderá hasta la no distribución de los mismos entre CONs y federaciones, sinónimo de que el mundo atlético podría experimentar una apreciable recesión.

El último informe del organismo reconoce una reserva cercana a los dos mil millones de dólares para cubrir gastos hasta los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022. No es tanto si recordamos que en este cuatrienio el COI repartió a naciones y asociaciones un total de mil 500 millones.

Japón ha realizado un gasto de 11 mil 500 millones de euros, según cifras oficiales, pero algunas fuentes sitúan esa cifra en 35 mil. Hacer los Juegos en fecha garantiza la recuperación o mitigación de esa colosal inversión.

PROTECCIÓN Y RIESGOS

Las voces y acciones en aras de impedir la propagación de la COVID-19 se multiplican, pero el aumento de los casos impacta en la escena internacional.

«Cuesta imaginar que esto se habrá resuelto para fines de mayo, pero podría ser. Al margen de ello, si hay deportistas contagiados los Juegos no serían demasiado interesantes. Se sabe que es muy fácil el contagio en eventos con mucha gente», comentó Ali Khan, epidemiólogo y decano del Colegio de Salud Pública de la Universidad de Nebraska.

Kazuhiro Tateda, experto en enfermedades infecciosas y miembro de una comisión del gobierno japonés, dijo que probablemente el virus tarde en desaparecer. «A diferencia de la gripe, que se va cuando llega el verano, pareciera que el coronavirus podría durar entre seis meses y un año», admitió al canal NHK.

Dick Pound, el miembro más longevo del COI, aseguró que tras convertirse en pandemia la suspensión de los Juegos se hizo muy probable. Además considera que retrasarlos unos meses resulta una opción difícil, dadas las miles de personas involucradas.

«Mover la sede también es difícil porque hay pocos lugares en el mundo que podrían pensar en preparar instalaciones en tan corto tiempo», declaró Pound.

Sin duda, hay razones para el pesimismo, pero deberá esperarse a mayo para conocer la decisión final.

MÁS ALLÁ DEL OLIMPISMO

Reportes indican que el deporte mundial se ha detenido en un 90%, por la cancelación de eventos y el cierre de instalaciones.

Las principales ligas de fútbol, tenis, baloncesto y béisbol no han podido esquivar la medida, y la Asociación Internacional de Periodistas Deportivos (AIPS, por sus siglas en inglés) confirma que la crisis ha golpeado a justas de 115 países.

El cuidado de la salud va siendo la prioridad, en un proceso que evolucionó de lides sin público y aplazamientos a suspensiones definitivas, con las consabidas pérdidas financieras. Todos los expertos coinciden en que nada igual había sucedido desde la Segunda Guerra Mundial.   

Otra cara del asunto son los deportistas contagiados. Daniele Rugani, defensa de la Juventus, fue el primer futbolista con un dictamen positivo en Italia. Después se confirmó a Manolo Gabbiadini, del Sampdoria. La Serie A fue entonces paralizada.

En Estados Unidos, la NBA suspendió la temporada apenas conoció que Rudy Gobert y Donovan Mitchell, de los Jazz de Utah, estaban infestados. La MLS y la MLB tomaron la misma acción.

La COVID-19 ha logrado lo impensable: desplazar el deporte de los grandes titulares, obligar a las cadenas televisivas a pasar material de antaño; confirmar que hay un sombrío escenario en que el show debe parar… Ese en que la humanidad se juega la medalla de la vida.

ÚLTIMAS NOTICIAS
Yumisleidi Cumbá Jay
 
Diagnóstico de recreación física comunitaria
(12-05-2022)
PUBLICACIONES EN INTERNET
Granma | Juventud Rebelde | Trabajadores | Cubadebate | AIN | Prensa Latina | Opciones | CubaSi | Cubahora | Cubaperiodistas
ISSN 1027 - 3905 email: jit@inder.gob.cu
DIRECTOR Roberto Ramírez JEFE DE FOTOGRAFIA Roberto Morejón. ADMINISTRACION Miguel Galbán
CONCEPCION VISUAL Kalman Aguilar DESARROLLO DIGITAL CINID. CORRECCION Adiasel Pérez Nines REDACCION Y ADMINISTRACION Vía Blanca y Boyeros, Cerro, La Habana.
Teléfonos (537) 6374184 y (537) 6374138 EDICION Dirección de Prensa y Propaganda del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER)
ESTADISTICAS Centro de Investigación e Informática del Deporte (CINID)