HORA DE CUBA: 08:06 AM

Publicación del Instituto Nacional de
Deportes, Educación Física
y Recreación INDER
SÁBADO 28
ENERO, 2023
Visitas: 5650 Usuarios activos: 1231
La Habana
Año 65 de la Revolución
Reynaldo Vera
Inteligencia más allá del ajedrez

Medallista de oro en la Olimpiada de Ajedrez de Elista 1998. Dos veces campeón nacional y con múltiples resultados internacionales.


Por: Eyleen Ríos López
(eyleen.rios@inder.gob.cu)
lunes, 19 de diciembre de 2022

Trayectoria...

Medallista olímpico de oro en Elista 1998. Dos veces campeón nacional y con múltiples resultados internacionales.

 

En la actualidad...

Dedicado al entrenamiento y la autoría de libros.


HABLAR de ajedrez con Reynaldo Vera implica ir más allá del juego y su estrategia, significa adentrarse en un mundo fascinante del que mucho sabe y comenzar a apreciarlo con otros ojos.

Matancero de nacimiento y universal por el título de Gran Maestro (GM), Vera trascendió pronto la condición de jugador. De ello habla su labor como entrenador con categoría sénior de la Federación Internacional de Ajedrez (Fide) y la autoría de varios libros. Pero es, por sobre todas esas cosas, un hombre inteligente.

Supo desde muy joven que el ajedrez marcaría su existencia y apoyado por la familia formada junto a su esposa Melba se lanzó a su disfrute.

Campeón nacional juvenil con apenas 15 años de edad, séptimo cubano en recibir el título de GM, monarca de la Isla en par de ocasiones y medallista de oro defendiendo el tercer tablero de Cuba en la Olimpiada de Ajedrez de Elista 1998, constituyen datos notables en su expediente.

Pronto cumplirá 62 años de edad y aunque ya no participa en torneos con la frecuencia de antes, dice que nunca abandonaría el deporte de las 64 casillas.

El encuentro con JIT estuvo marcado por la distancia y mediado por la tecnología, pero eso no impidió el disfrute de cada respuesta.

¿Por qué el ajedrez?

Creo que me eligió a mí. Y lo digo no como si fuese una figura importante del ajedrez, sino porque ocurrió por casualidad. Un vecino y amigo de la infancia, Jorge Dopaso, consiguió un juego y aprendió para luego enseñarme. 

Después comenzó a funcionar una sala de ajedrez a solo 70 metros de mi casa y eso fue definitivo, porque empecé a ir todos los días a jugar con el que quisiera enfrentarme.

Gran Maestro, entrenador, Licenciado en Cultura Física, escribe libros… Todo menos árbitro. ¿Con cuál de esas cosas se queda?

Lo que más me gusta es jugar, aunque ahora no lo hago muy bien y me molestan mucho las dobles rondas. Pero definitivamente jugar es lo más divertido.

¿Qué importancia le da a sus coronas nacionales?

Mi título más preciado es el del campeonato nacional juvenil con solo 15 años de edad, después de derrotar a Jesús Nogueiras, que es año y medio mayor que yo. También está el del campeonato nacional de mayores de 2001, en Las Tunas.

Ese lo gané invicto con 12,5 puntos de 16 posibles. Allí estaban casi todos los mejores jugadores cubanos del momento: Leinier Domínguez, Lázaro Bruzón, Jesús Nogueiras, Neuris Delgado, Omar Almeida, Yuri González, Silvino García… Digo casi para no ser absoluto.

¿Quién tuvo mayor influencia en su carrera?

El mayor inspirador en una primera etapa fue Fischer, teniendo en cuenta que comencé a jugar en la década de 1970, cuando el estadounidense iniciaba su asalto a la corona mundial. Luego descubrí el juego de Capablanca leyendo a Botvinnik y me impresionó mucho la veneración del patriarca soviético por el cubano.

¿Qué hubiese sucedido si se formaba como ajedrecista en la era de internet?

Lógicamente hubiese significado un gran cambio. Cuando estaba en la Eide de Varadero, en Matanzas, y tenía 13 años de edad, estudiaba ajedrez un promedio de ocho horas diarias, la mayor parte del tiempo revisando partidas de revistas rusas de las que solo entendía algunas palabras. En ese momento con una computadora y el programa informático Chessbase hubiera alcanzado un nivel mucho mayor.

¿Cuán beneficioso y negativo resulta la aplicación de la informática a la enseñanza del ajedrez?

La informática es maravillosa para el ajedrez, sobre todo los programas de bases de datos, en que con un mínimo esfuerzo puedes ver las partidas de Capablanca, Fischer y tantos otros.

Los programas de ajedrez son otra historia. Tienen un lado positivo porque puedes encontrar la “verdad” en casi todas las posiciones, pero si como jugador te adaptas a no pensar y a ver solo lo que recomienda el módulo, tu nivel de análisis caerá rápidamente y tu fuerza como jugador desaparecerá.

¿La medalla olímpica califica como lo mejor de su carrera?

Una de las grandes cosas que he logrado. A esa medalla no se le ha dado la importancia que merece, pero yo la valoro mucho por la sencilla razón de que fui el mejor tercer tablero entre 130 equipos participantes; y porque medalla de oro en la olimpiada solo la había logrado Capablanca, en el primer tablero, y yo muchos años después.

No es algo fácil de lograr… Ningún otro jugador cubano lo ha hecho otra vez en el grupo abierto de la olimpiada. Solo Yaniet Marrero en el femenino.

Si le pidieran los nombres de los jugadores del mundo y Cuba más talentosos…

Del mundo y de Cuba, si se tratara de todos los tiempos, Capablanca sin dudar. Pero no dejaría de mencionar a Leinier, a Guillermo García y a Walter Arencibia.

¿Si regresara en el tiempo cambiaría algo de lo hecho?

Sí. Hubo etapas en que me interesaron muchas cosas y no me centré completamente en el ajedrez. También debí pasar a entrenador a tiempo completo luego de cumplir los 45 años de edad, pues allí empieza el declive deportivo.

¿Qué le ha dejado el ajedrez más allá de los resultados deportivos?

Desarrollo mental para valorar las alternativas de la vida, muchos amigos en el mundo y gratas experiencias de los viajes.

¿Su mejor partida? 

La que gané frente a Smyslov en Barcelona 1990.

¿Piezas blancas o negras?

Blancas.

¿Aperturas abiertas o cerradas?

Cerradas, pero con posibilidades de ataque.

¿Un deseo dentro del ajedrez?

Jugar en una lid mundial sénior. Debo esperar a tener más de 65 años de edad.

ÚLTIMAS NOTICIAS
Reynaldo Vera
 
Diagnóstico de recreación física comunitaria
(12-05-2022)
PUBLICACIONES EN INTERNET
Granma | Juventud Rebelde | Trabajadores | Cubadebate | AIN | Prensa Latina | Opciones | CubaSi | Cubahora | Cubaperiodistas
ISSN 1027 - 3905 email: jit@inder.gob.cu
DIRECTOR Rudens Tembrás Arcia JEFE DE FOTOGRAFIA Roberto Morejón. ADMINISTRACION Miguel Lázaro Galbán Álvarez
CONCEPCION VISUAL Kalman Aguilar Fait DESARROLLO DIGITAL CINID. CORRECCION Adiasel Pérez Nines REDACCION Y ADMINISTRACION Vía Blanca y Boyeros, Cerro, La Habana.
Teléfonos (537) 6487084 y (537) 6406838 EDICION Dirección de Prensa y Propaganda del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER) ESTADISTICAS Centro de Investigación e
Informática del Deporte (CINID)