HORA DE CUBA: 12:15 PM

Publicación del Instituto Nacional de
Deportes, Educación Física
y Recreación INDER
MARTES 18
SEPTIEMBRE, 2018

La Habana
Año 60 de la Revolución
SALÓN DEL DEPORTE CUBANO
Nuestros triunfos son los del pueblo

Palabras de Tomás Herrera Martínez, presidente de la Comisión Nacional de Atención a Atletas, en el acto de inauguración del Salón del Deporte Cubano.



promocion@inder.cu
viernes, 13 de julio de 2018 10:50 PM



Foto: Calixto N. Llanes

CON INMENSA alegría pronunciamos estas palabras en la inauguración del Salón del Deporte Cubano, en nombre del Movimiento Deportivo Cubano y en el coliseo de la Ciudad Deportiva, escenario de numerosos  eventos que han llenado de orgullo a nuestro pueblo.

La historia del deporte cubano contó siempre con jóvenes que saltaron sobre las barreras de su época e impusieron su voluntad individual y su talento en las competencias internacionales.

Fue la lucha del hombre sin recursos, cuyo tesón y calidad le condujeron a ingresar entre los grandes de nuestro deporte aficionado. Hubo, sí, grandes campeones como Ramón Fonst y José Raúl Capablanca, pero fueron genios que pudieron consagrarse a su disciplina. Eran excepciones. La norma era la derrota.

Eran tiempos en que el Andarín Carvajal reunía en las calles de La Habana, con limosnas públicas, los recursos para asistir a la Olimpiada de San Luis, en 1904; para regresar victorioso entre los finalistas de las carreras de fondo y ganar su sustento de portero de hotel o de cartero en navidades; y para morir, olvidado, bajo el puente de la Lisa, en un barrio marginal llamado Llega y Pon.

Eran los tiempos de Ángel García, cuidador de parques, quien atravesaba a pie la ciudad desde su empleo en La Habana hasta Marianao, para hacer sus entrenamientos. Y guardaba los centavos del pasaje para café con leche, por encontrarse cesante por obras públicas a su regreso del triunfo.

La realidad cubana de entonces obligaba a los jóvenes a buscar el sustento para sus hogares desde muy temprano y el campo de entrenamiento apenas era un sueño. En ese momento se buscaba hacer de la Patria, Patria.

Con  la llamada “República”, atletas como Julio Antonio Mella, Pablo de la Torriente Brau, Jorge Agostini, José Ramón Rodríguez, Marcelo Salado, Ormani Arenado, José Antonio Echeverría, Machadito, Giraldo Córdova Cardín y otros fueron más atletas de la libertad que del músculo.

El pueblo no contaba con las condiciones necesarias para practicar el deporte, la educación física y la recreación sana. Más de un millón de personas eran analfabetas, existía la discriminación racial y de otra índole, y se hacía difícil ganarse honradamente la vida, desenvolviéndose en un ambiente de miseria y explotación.

El profesionalismo hizo y deshizo ídolos. El dinero sobornó y corrompió a hombres e instituciones, de los cuales algunos alcanzaron la opulencia, pero casi todos murieron en la miseria.

La educación física estaba estampada en los presupuestos de los antiguos ministerios de educación, pero nunca se materializaron, aunque se recogían demagógicamente en grandes programas y solo en algunas escuelas de la burguesía se practicaba.

Con el triunfo de 1959, el 19 de marzo de 1962 se erradicó el profesionalismo deportivo en Cuba, vehículo de corrupción y obstáculo para la extensión del genuino espíritu de la Revolución. Quedó abolida, también en este sector, la explotación del hombre por el hombre.

No volvería nunca más un atleta cubano a pasar por semejantes vergüenzas. Sus triunfos serían los del pueblo, sus esfuerzos los del pueblo, que peldaño a peldaño le aplaudirían su tesón, sabedor de que con ellos estaba bien representado.

La inmensa obra que se inaugura hoy recoge los antecedentes del deporte en Cuba, el desarrollo alcanzado hasta la fecha, que es producto de la obra revolucionaria que ha puesto en el centro de su atención al ser humano, a su felicidad, salud y bienestar. Se trata de la concreción del pensamiento de nuestro querido Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

«El fin número uno es promover con el desarrollo del deporte el bienestar y la salud del pueblo y el fin número dos, buscar campeones», aseguró el Comandante en Jefe en una histórica alocución.

No ha sido fácil escalar los lugares que hoy ostentamos. No ha sido fácil formar figuras como Stevenson, Juantorena, Linares, Savón, Ana Fidelia, Mireya, Sotomayor, Mijaín, Cepeda, Julio Cesar La Cruz y tantos otros.

Pero sobre todo no fue fácil lograr que todos ellos emanaran no solo de las condiciones excepcionales de un hombre o mujer, sino de una política de promoción justa, que garantice la continuidad de los resultados relevantes en los escenarios más rigurosos del planeta.

Nuestros atletas y glorias del deporte son ejemplos en el reforzamiento de los valores compartidos por la sociedad cubana, expresadas en su patriotismo, dignidad, humanismo, solidaridad, honradez, combatividad, valentía, firmeza y responsabilidad.

Fomentar la identidad y nacionalidad cubanas será uno de los objetivos esenciales de esta institución, que abrigará el intercambio vivo con la historia como principal legado para las presentes y futuras generaciones.

Hace unos días fuimos agazajados por el pueblo de Santiago de Cuba y contraímos el compromiso en el Cementerio de Santa Ifigenia ante nuestro Apóstol José Martí; el Padre de la Patria Carlos Manuel de Céspedes; la madre de todos los cubanos Mariana Grajales; y nuestro invicto Comandante en Jefe.

Alcanzamos así la primera medalla de oro de nuestra delegación, que con lealtad y firmeza contrajo además el compromiso que ratificamos hoy ante Miguel Díaz-Canel Bermúdez, presidente de los Consejos de Estados y de Ministros, y ante todo nuestro pueblo: no cejar en el empeño de lograr el primer lugar por países en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018.         

¡Viva el deporte como derecho y deber de nuestro pueblo!

¡En Barranquilla, Todos Somos Cuba!

¡Hasta la Victoria Siempre!

Ciudad Deportiva, 13 de julio de 2018.

ÚLTIMAS NOTICIAS
José Gastón Ibáñez Gómez
 
¿Qué es el desentrenamiento?
(31-05-2018)
PUBLICACIONES EN INTERNET
Granma | Juventud Rebelde | Trabajadores | Cubadebate | AIN | Prensa Latina | Opciones | CubaSi | Cubahora | Cubaperiodistas
ISSN 1027 - 3905 email: jit@inder.cu
DIRECTOR Rudens Tembrás Arcia JEFE DE FOTOGRAFIA Roberto Morejón. ADMINISTRACION Miguel Lázaro Galbán Álvarez
CONCEPCION VISUAL Kalman Aguilar Fait DESARROLLO DIGITAL CINID. CORRECION Adiasel Pérez Nines REDACCION Y ADMINISTRACION Vía Blanca y Boyeros, Cerro, La Habana.
Teléfonos 648-7084 y 640-6838 EDICION Dirección de Prensa y Propaganda del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER) ESTADISTICAS Centro de Investigación e
Informática del Deporte (CINID)