HORA DE CUBA: 12:18 AM

Publicación del Instituto Nacional de
Deportes, Educación Física
y Recreación INDER
MARTES 12
NOVIEMBRE, 2019

La Habana
Año 61 de la Revolución
JORGE LUIS REGUERA COUBERTIER
De Caibarién a Santa Clara, un enamorado del softbol

Se mantuvo por más de 20 años como pieza clave de las selecciones nacionales.


Por: Duanys Hernández Torres
(duanysh@inder.cu)
viernes, 12 de julio de 2019 08:45 AM



Foto: Osvaldo Gutiérrez, ACN.

Santa Clara.- JORGE Luis Reguera Coubertier fue uno de los grandes softbolistas de Cuba entre la última década del siglo pasado y la primera del presente.

Se mantuvo durante más de 20 años como pieza clave de las selecciones nacionales, y todavía no ha podido desprenderse del deporte de la bola blanda.

Su picardía de jugador la trata de mostrar ahora a sus pupilos, como coach de tercera base en los equipos villaclareños de primera categoría. Imparte señas, se mueve inquieto y vive con pasión dentro del terreno.

Reguera todavía radica en Caibarién, a más de 50 kilómetros de Santa Clara, pero el trayecto diario hacia la capital villaclareña se hace corto ante el amor por lo que hace. JIT conversó con este hombre de softbol sobre su trayectoria deportiva.

¿Cómo llegas a este deporte?

Comencé por el béisbol. En la década de los años 90 del siglo pasado los peloteros sin posibilidades de escalar nos mudábamos al softbol. Con 20 años pasé a este deporte y me atrapó completamente.

¿Cuándo debutaste con el equipo Villa Clara?

Debuté como softbolista en 1993, aprovechando la preparación previa de la pelota, ya que jugaba las series provinciales con Caibarién. Jugué durante 21 campeonatos nacionales consecutivos y alcancé cuatro títulos con esta provincia. Redondeamos uno de los mejores equipos de Cuba gracias al excelente pitcheo.

¿El equipo Cuba?

En mi debut no abrí como regular en Villa Clara, pero me dieron una oportunidad que supe aprovechar. Tuve buen rendimiento en el torneo y me llamaron a la preselección nacional. Cumplí en los entrenamientos y me incluyeron en la selección. A partir de ese momento pasé 21 años representando a nuestro país en eventos internacionales.

¿Cuáles fueron los mejores momentos de esa etapa?

Recuerdo con mucho agrado los títulos centrocaribeños de Ponce 1993 y Maracaibo 1998. Y el mejor de todos los momentos fue durante el Campeonato Panamericano de Softbol de Venezuela 1998, donde nos llevamos el título con triunfo en la final sobre Estados Unidos. En el orden individual mi mejor torneo fue en el centroamericano realizado en Colombia en 2005.

Siempre ocupaste turnos importantes a la ofensiva…

Los tres primeros años era séptimo, octavo o noveno bate. A partir de 1997 fui el tercer bate del equipo Cuba hasta que llegó el retiro.

Jugaste una serie nacional de béisbol…

Fue muy importante en mi carrera deportiva. Era un sueño que quería cumplir. Desde niño anhelaba probarme en una serie nacional. En 2003 no teníamos torneos internacionales de softbol y Víctor Mesa me llamó a la preselección de Villa Clara. Le dije que estaba interesado y fui a fajarme en los entrenamientos.

Hice el grado como un novato de 30 años. Siempre le estaré agradecido por la oportunidad de debutar con esa edad al máximo nivel del béisbol cubano. Solo jugué esa serie, en que alcanzamos el segundo lugar tras perder la final contra Industriales.

¿Lanzadores más difíciles en el softbol?

En Cuba había buenos lanzadores, como el santiaguero Calixto Miyar y el capitalino Daniel González. En eventos internacionales el más difícil resultó el estadounidense Michael White, aunque también tenía gran calidad un zurdo canadiense que no recuerdo el nombre.

¿Por qué llegó el retiro?

Ya tenía cierta edad y uno debe saber cuando llega ese momento. Decidí finalizar mi carrera internacional con 41 años, al regresar de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz 2014. Después jugué el nacional en 2015 y fue lo último como jugador.

¿Después de colgar el guante?

Nunca he perdido el vínculo con este deporte. Desde que me retiré trabajo como entrenador de los equipos de primera categoría de Villa Clara. Trato de transmitir mis experiencias a los muchachos, pues en el sector masculino hemos bajado la calidad. Después de muchos años descendimos a la segunda categoría. Las mujeres se mantienen entre los  dos mejores equipos de Cuba.

¿Cómo ves la salud del softbol para hombres?

Necesita mayor participación en eventos internacionales, porque tenemos buenos jugadores, pero nos falta codearnos al más alto nivel.

Con eso siempre tendremos loables resultados. Lo demostramos con el título el año pasado en Barranquilla, y con el décimo lugar en el reciente Campeonato Mundial de República Checa, después de 31 años sin jugar un torneo de ese tipo.

¿Qué ha significado este deporte para José Luis Reguera?

Ha sido todo. Me hizo persona, es lo más grande que me ha pasado. Por eso no puedo quedarme ni un día en Caibarién y salgo temprano para acá. Llevo este deporte en la sangre.

Más Fotos
ÚLTIMAS NOTICIAS
Mercedes Pomares Primelles
 
Proactividad y deportes
(21-10-2019)
PUBLICACIONES EN INTERNET
Granma | Juventud Rebelde | Trabajadores | Cubadebate | AIN | Prensa Latina | Opciones | CubaSi | Cubahora | Cubaperiodistas
ISSN 1027 - 3905 email: jit@inder.cu
DIRECTOR Rudens Tembrás Arcia JEFE DE FOTOGRAFIA Roberto Morejón. ADMINISTRACION Miguel Lázaro Galbán Álvarez
CONCEPCION VISUAL Kalman Aguilar Fait DESARROLLO DIGITAL CINID. CORRECION Adiasel Pérez Nines REDACCION Y ADMINISTRACION Vía Blanca y Boyeros, Cerro, La Habana.
Teléfonos 648-7084 y 640-6838 EDICION Dirección de Prensa y Propaganda del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER) ESTADISTICAS Centro de Investigación e
Informática del Deporte (CINID)