HORA DE CUBA: 01:10 PM

Publicación del Instituto Nacional de
Deportes, Educación Física
y Recreación INDER
DOMINGO 21
OCTUBRE, 2018

La Habana
Año 60 de la Revolución
  • Librista Alejandro Valdés discutirá bronce mundial de los 65 kg este lunes en Budapest!!!
Julio Quintana Martínez
«Siempre me gustó el arbitraje»

«Mi afición por esta actividad surgió desde que era atleta. Recuerdo que estando en la ESPA preguntaba a los entrenadores cómo podía llegar a ejercerla», afirma el expugilista. 


Por: Roberto Ramírez
(promocion@inder.cu)
lunes, 23 de febrero de 2015

Trayectoria...

Medallista mundial, monarca centroamericano, varias veces laureado en otros certámenes extrafronteras e igualmente dueño de premios domésticos, fue parte de una época dorada que le acogió 12 años en el concentrado élite de la isla.

En la actualidad...

Es uno de los pocos árbitros cubanos con categoría de Tres Estrellas de la Asociación Internacional de Boxeo (AIBA) y trabaja en Consolación del Sur, su municipio, con niños de 11-12 años que son el relevo de la provincia.


A LOS 52 años de edad Julio Quintana es uno de los pocos árbitros cubanos con categoría de Tres Estrellas de la Asociación Internacional de Boxeo (AIBA).

Medallista mundial, monarca centroamericano, varias veces laureados en otros certámenes extrafronteras e igualmente dueño de premios domésticos, fue parte de una época dorada que le acogió 12 años en el concentrado élite de la isla.

«Siempre me gustó el arbitraje», respondió con rapidez tras laborar como “cronometrista” en el comienzo habanero de la Serie Mundial, momento aprovechado por JIT para convocarle a conversar.

«Mi afición por esta actividad surgió desde que era atleta. Recuerdo que estando en la ESPA preguntaba a los entrenadores cómo podía llegar a ejercerla y ellos me decían: “Primero esto, después habrá tiempo”.

¿Cómo terminaste por concretar el sueño?

Cuando llegué al equipo grande insistí sobre el tema con Alcides Sagarra y en el mismo año 1990, cuando terminé mi carrera como competidor, pasé un curso de Árbitro Nacional.

¿Y por qué esa convicción?

Siempre pensé que si me convertía en árbitro podía hacerlo bien, contribuyendo a que el ganador fuera premiado como tal.

¿Influyó en eso considerarte víctima de alguna injusticia?

Lamentablemente sí. Incluso guardo videos y recuerdo a la perfección cómo mis compañeros coincidieron en calificar de despojos esas decisiones, pero nunca ofendí a nadie. Creo que eso me aportó mayores deseos de hacerlo bien a la hora de impartir justicia desde que trabajé por primera vez en un zonal nacional.

Hablemos ahora del Quintana púgil...

Tuve la influencia de mi tío Lázaro Pérez, que vivía en  Guanabacoa y peleó por La Habana en los 75 kilos en la época de Luis Felipe Martínez y Luis Echaide, pero primero fui pelotero y asistí a cuatro torneos provinciales.

¿Entonces?

Mi objetivo era llegar a la EIDE, pero no lo conseguí en el béisbol y recibí la posibilidad de pasar al boxeo de la mano de Ponceano Romero, quien fue entrenador de figuras como Emeregildo Báez, Bautista Hernández y Roniel Iglesias. Me dijo: “Si te cambias y vas conmigo a una competencia, según como luzcas te llevo a la EIDE”. Fui a un campeonato provincial y aunque perdí la primera pelea por RSC me comentó: “Demostraste coraje, así que ordena tus documentos”, y ese mismo año 1977 logré plata en los Juegos Escolares Nacionales.

¿La progresión hacia el elenco grande?

De la EIDE pasé a la ESPA y de ahí al equipo de mayores, donde estuve 12 años, seis de ellos como capitán.

Un período de muchas estrellas...

Así es. Piensa que en 75 kilos coincidía con Ángel Espinosa y Bernardo Comas, en 81 con Pablo Romero y en 71 con Armando Martínez, por decirte de los más conocidos.

¿Podemos considerar 1986 como tu mejor año?

Creo que sí, porque gané el torneo Córdova Cardín, conquisté el oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Santiago de los Caballeros  y fui tercero en el Campeonato Mundial de Reno.

Hablemos de esos eventos...

El Cardín fue importante para lograr un puesto en los 75 kilos al que también aspiraban hombres como Lino Ramírez y Bernardo Comas, en los centroamericanos derroté en la final al dominicano Francisco Rosario y en el mundial gané tres combates antes de perder en semifinales con el estadounidense Darrin Allen, quien después fue campeón al vencer al alemán Henry Maske.

Ese año ya habías superado a Allen. ¿Qué pasó en Reno?

Pienso que confundí la táctica. Es verdad que le había ganado, igual que a Maske, pero tal vez llegué demasiado confiado e hice cosas que no debía, como me señalaron después Alcides y Sarbelio Fuentes.

Fuiste finalista seis veces consecutivas de los clásicos Girón y te coronaste en 1983, entonces en los 81 kilos...

Ya habíamos dicho que fue un momento de mucha rivalidad y hombres de nivel en las divisiones en que peleé. El título lo conseguí derrotando a Pablo Romero, quien un año antes había sido campeón mundial en Munich.

¿Cuál fue la clave para permanecer más de 10 años en la selección nacional?

Siempre entrené duro, sin ausencias ni importarme si era sábado o domingo. Fui disciplinado, cumplidor de lo orientado por los técnicos y puedo decir sin ninguna autosuficiencia que me caractericé por la seriedad para enfrentar las tareas, tratando de ser siempre el primero.

¿Y sobre el ring?

No era pegador, pero sí bien preparado física y técnicamente.

¿Qué pasaba con tus primeros asaltos?

Perdía casi todos, no importa la calidad del rival, como si mi temperamento flemático me hiciera comenzar medio “dormido”, pero después crecía con la pelea.

El que lo dude que le pregunte al estadounidense Evander Holyfield...

En el tope bilateral de 1983 me tiró en el primer asalto, pero después hice lo mismo con él en los dos siguientes y le gané 5-0.

¿Por qué el adiós al deporte activo?

Fue en el Girón de 1990, celebrado en la Facultad de Ciencias Médicas de Cienfuegos. Perdí con Ramón Gil y me dije “No boxeo más”. Me dieron un año de descanso activo para que me recuperara, pero decidí no regresar.

¿Qué pasó después además de tu vinculación con el arbitraje?

Trabajé como entrenador en la academia provincial, e incluso un alumno mío, Yasmani Rodríguez, es ahora miembro de la preselección nacional. Ahora llevo seis meses en Consolación del Sur, mi municipio, con niños de 11-12 años que son el relevo de la provincia.

¿Hijos?

Dos: un varón que es médico, jefe del laboratorio de microbiología del hospital Carlos J. Finlay, y una hembra que cursa el tercer año de idiomas.

¿Venezuela?

Mi trabajo allí fue una gran experiencia que me llevó a asumir varias tareas. Tuve 90 alumnos de todas las categorías y dejé campeones y campeonas nacionales, además de que uno de ellos, Ángel Rodríguez, fue el abanderado de su delegación en los Juegos Olímpicos de Sydney.

¿Cómo sientes el boxeo?

Lo respiro, me acuesto y me levanto pensando en él, porque ha sido algo muy importante en mi vida.

why women cheat in relationships reasons wives cheat on husbands husband cheat
natural abortion pill abortion clinics in chicago il medical abortion pill online
all wives cheat reasons women cheat why do husbands cheat
My husband cheated on me how many women cheat women love to cheat
I cheated on my wife read here women looking to cheat
reasons married men cheat how to cheat husband love affairs with married men
lilly coupons for cialis outbackuav.com prescription drug cards
lilly cialis coupon go prescription card discount
lilly cialis coupon coupons for prescriptions prescription card discount
ÚLTIMAS NOTICIAS
José Gastón Ibáñez Gómez
 
Ser entrenador
(02-10-2018)
PUBLICACIONES EN INTERNET
Granma | Juventud Rebelde | Trabajadores | Cubadebate | AIN | Prensa Latina | Opciones | CubaSi | Cubahora | Cubaperiodistas
ISSN 1027 - 3905 email: jit@inder.cu
DIRECTOR Rudens Tembrás Arcia JEFE DE FOTOGRAFIA Roberto Morejón. ADMINISTRACION Miguel Lázaro Galbán Álvarez
CONCEPCION VISUAL Kalman Aguilar Fait DESARROLLO DIGITAL CINID. CORRECION Adiasel Pérez Nines REDACCION Y ADMINISTRACION Vía Blanca y Boyeros, Cerro, La Habana.
Teléfonos 648-7084 y 640-6838 EDICION Dirección de Prensa y Propaganda del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER) ESTADISTICAS Centro de Investigación e
Informática del Deporte (CINID)