HORA DE CUBA: 09:40 AM

Publicación del Instituto Nacional de
Deportes, Educación Física
y Recreación INDER
LUNES 23
JULIO, 2018

La Habana
Año 60 de la Revolución
Rogelio Marcelo García
“Entrenar duro permite resolver los problemas sobre el ring”

Uno de los mejores minimoscas del boxeo cubano conversó con JIT en medio del torneo nacional organizado en la ciudad de Santa Clara, donde una vez más se mostró locuaz y preciso en sus respuestas.


Por: Roberto Ramírez
(promocion@inder.cu)
jueves, 08 de enero de 2015

Trayectoria...

Campeón olímpico de Barcelona´92. Subtitular mundial en Moscú´89 y Sydney´91. Monarca de los Juegos Panamericanos de La Habana´91 y los Juegos Centroamericanos de México´90, y plateado en los de Santiago de los Caballeros´86. Rey nacional en 1989 y 1990.

En la actualidad...

Vive desde 1990 en Cienfuegos, donde se casó y nació su hijo, de igual nombre, quien también se entregó al boxeo. Es entrenador de la selección provincial y ha laborado en Venezuela y México.


LLEGÓ “viejo” al pugilismo, porque tenía 18 años cuando visitó por primera vez el área donde se inició a las órdenes de Eleodoro “El Duque” Estable.

“En realidad no pensé ser boxeador desde un primer momento, pero tenía hermanos mayores a quienes sí les gustaba, y terminé embullándome”, recordó Rogelio Marcelo Martínez en diálogo con JIT.

“Comencé en uno de los gimnasios más conocidos de la ciudad de Guantánamo, y poco después fui llamado al Servicio Militar, donde me vinculé con más fuerza a ese deporte”, evocó el rey olímpico minimosca de Barcelona´92.

“Lo pasé en San José de Las Lajas, y por eso representé a La Habana y a Ciudad de La Habana, hasta que llegué a la ESPA Militar”, añadió en medio del torneo nacional organizado en la ciudad de Santa Clara, donde una vez más se mostró locuaz y preciso en sus respuestas.

¿Qué resultado te permitió saltar a la élite?

Gané varias competencias de las FAR y eso me permitió llegar al torneo Playa Girón de 1985, donde logré la medalla de bronce, y entonces me llamaron a la preselección.
¿Y el bautizo internacional?

En ese propio año, en Moscú, donde alcancé el oro en un torneo por invitación.

Siempre has dicho que no te gusta hablar del subtítulo de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 1986...
Tienes razón, porque todos mis compañeros lograron el oro y no pude pasar de plata. Perdí en la final con el dominicano Jesús Herrera, una pelea muy dura que pudo ser para cualquiera de los dos, y llevo eso como una espinita, aunque no resultó un despojo.

Pero hubo algo de desquite...

Gané la edición de México´90 y eso me compensó en algo, pero no bastó. Igual disfruté mucho la corona de los Juegos Panamericanos de La Habana´91, porque lo hice ante mi afición y contribuí a la victoria general de Cuba sobre Estados Unidos.

Hablemos entonces de la faja olímpica de Barcelona´92...

Esa es, como se ha repetido en innumerables ocasiones, la medalla que todos los atletas desean, la que se lleva por siempre en el corazón. En mi caso recuerdo cada detalle como si lo hubiera vivido ayer.

¿La pelea más difícil allí?

La final, porque enfrenté a un rival muy conocido con quien había peleado muchas veces, el búlgaro Daniel Petrov. Aunque siempre le gané fue exigente en cada uno de los combates y pasé más de un apuro contra él.
Los mundiales, sin embargo, no te dejaron igual sabor...

Así es, porque fui segundo en los de Moscú´89 y Sydney´91, perdiendo ante el mismo contrario, el estadounidense Eric Griffin, un atleta de excelente calidad a quien respeté muchísimo. En realidad no fueron los mejores eventos para mí, porque tampoco pude en el de Tampere´93, donde sí me sentí despojado de la victoria en mi primera pelea.

¿Qué factores consideras sustentos de tus éxitos?

La disciplina, que es un elemento fundamental para cualquier atleta. Fui consecuente con eso en todo momento y me entregué a fondo, aunque no digo que perfecto. Eso me permitió caracterizarme por la fogosidad porque me sabía bien entrenado, y peleaba consciente de que quien acumulara deudas con la preparación no podía conmigo. Entrenar duro permite resolver los problemas sobre el ring.

¿Cómo narrarías la rivalidad con Maikro Romero?

Fue algo bonito para el boxeo, aunque es verdad que él demoró en estabilizar sus resultados internacionales y eso me permitió asistir a Barcelona aunque me ganaba en Cuba. Después se consagró hasta convertirse en un fuera de serie, en uno de los mejores del mundo. Fue
un atleta excepcional que demostró gran talento.

¿Quiénes fueron tus mejores amigos en el equipo?

Él propio Maikro, y Félix Savón, aunque me llevé bien con todos y aprovecho para saludarles con gran cariño.

¿Sufres como entrenador?

Por momentos vuelvo a sentir deseos de ser quien pelea, pero he ido acostumbrándome, aunque es difícil asumir que dependes de lo que logre otro y que no siempre puede hacer lo que se preparó antes de la pelea. En lo que sí insisto es en trasladar y exigir todo lo que puedo en
cuanto a disciplina y amor a la camiseta.

¿Qué experimentaste como colaborador en Venezuela y México?

Una gran responsabilidad, el tremendo orgullo de saberme representante de la escuela cubana, que es muy respetada en el mundo, el privilegio de que todos te asocien con tanta historia.

¿Desde cuándo en Cienfuegos?

Me casé allí en 1990 con quien es todavía mi esposa, Marian Pérez, y tenemos un hijo que siguió mis pasos como boxeador.

¿Por qué el retiro?

Mis últimos combates fueron en 1994, cuando sentí una molestia que las pruebas indicadas por el doctor Raúl Foyaca terminaron por confirmar como una lesión ocular. Estaba en plena forma física y hubiera durado unos años más.

¿Qué te aportó Alcides Sagarra?

Casi todo lo que fui como boxeador, y mucho de mi formación general. Es parte indiscutible de la historia de nuestro deporte y sus principales triunfos.

¿Contento con el momento actual?

Muy orgulloso de quienes han asumido esta etapa y nos permitieron despedir el 2014 después de haber disfrutado tantos triunfos.

all women cheat why do women cheat how many people cheat
married and want to cheat black women white men why do husbands cheat
cheats link reason women cheat
cheats link reason women cheat
click here why wives cheat on husbands wife cheated
why women cheat in relationships reasons wives cheat on husbands husband cheat
why women cheat in relationships marriage affairs husband cheat
reasons wives cheat on their husbands click I cheated on my husband
all wives cheat my wife emotionally cheated on me why do husbands cheat
I cheated on my wife click here women looking to cheat
lilly cialis coupon coupons for prescriptions prescription card discount
cialis coupon cialis coupon cialis coupon
abortion pill abortion pill abortion pill
ÚLTIMAS NOTICIAS

José Gastón Ibáñez Gómez
 
¿Qué es el desentrenamiento?
(31-05-2018)
PUBLICACIONES EN INTERNET
Granma | Juventud Rebelde | Trabajadores | Cubadebate | AIN | Prensa Latina | Opciones | CubaSi | Cubahora | Cubaperiodistas
ISSN 1027 - 3905 email: jit@inder.cu
DIRECTOR Rudens Tembrás Arcia JEFE DE FOTOGRAFIA Roberto Morejón. ADMINISTRACION Miguel Lázaro Galbán Álvarez
CONCEPCION VISUAL Kalman Aguilar Fait DESARROLLO DIGITAL CINID. CORRECION Adiasel Pérez Nines REDACCION Y ADMINISTRACION Vía Blanca y Boyeros, Cerro, La Habana.
Teléfonos 648-7084 y 640-6838 EDICION Dirección de Prensa y Propaganda del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER) ESTADISTICAS Centro de Investigación e
Informática del Deporte (CINID)