HORA DE CUBA: 09:41 PM

Publicación del Instituto Nacional de
Deportes, Educación Física
y Recreación INDER
MIÉRCOLES 8
JULIO, 2020

La Habana
Año 62 de la Revolución
EN EL COTORRO...
Una peña deportiva más allá del béisbol

Este colectivo del reparto Lotería realiza múltiples actividades que trascienden lo físico-recreativo para contribuir a la formación de las nuevas generaciones.


Por: Lisset Isabel Ricardo
(guajira@inder.cu)
miércoles, 27 de mayo de 2020 12:04 PM



Foto: Calixto N. Llanes

La Habana.- AUNQUE en estos días de pandemia se extraña su habitual movimiento, los integrantes de la Peña Deportiva Cándido Justiz Pileta, del reparto Lotería, en el municipio habanero del Cotorro, festejan desde casa las dos décadas de su creación.

Como se propuso en principio, el grupo ha trascendido los debates y acciones en función del béisbol, nuestro deporte nacional, pues incluye a personas amantes de todos los eventos físico-recreativos y motivadas con contribuir a la formación de las nuevas generaciones.

Hablamos de una de las 242 peñas existentes en La Habana, ocho de las cuales se asientan en el sureño territorio. Sin embargo, no es una más, pues ha sido reconocida anualmente y en 2019 mereció la condición de mejor entre todas las de la provincia.

Para sus integrantes eso constituye un tremendo honor, pues aportaron a que su localidad recibiera, junto a 10 de Octubre, el calificativo de más destacadas integralmente el año pasado.

En este 2020 comenzaban bien arriba, pero apareció el nuevo coronavirus y los detuvo. Mas, rememorar lo hecho los estimula y anima a pensar que esta pandemia cederá un día y podrán soñar otra vez con nuevos proyectos. Al final, su misión consiste en ponerse al servicio de la comunidad desde el activismo deportivo, de forma voluntaria y desprendida.

Profesional de la dirección de deportes, y con apreciable desempeño como corresponsal voluntario, Reinaldo Hernández de la Victoria está al frente de la peña desde su fundación, al igual que su compañera en la vida Norma Herrera Núñez (vicepresidenta), una de las pocas mujeres con ese cargo en el Cotorro.

Ella ha representado mucho en la realización de cada proyecto, apoyada siempre por el aporte de los peñistas. Así han estado presentes en diversos acontecimientos deportivos y de otras esferas, y en las sistemáticas actividades que organizan para beneplácito de los pequeños y adultos del barrio en su sede principal, un espacio al aire libre delante de la casa.

«Iniciamos en el año 2000, cuando los Juegos Olímpicos de Sídney. Luego formamos comisiones de embullo para ir al estadio Latinoamericano a apoyar a Industriales, a la Sala Polivalente Ramón Fonst para los partidos de baloncesto y también cuando funcionaba la Kid Chocolate», relata ella con el mismo entusiasmo del primer día.

Todo eso le ha exigido sacrificios, pues además de madre es maestra y debe prepararse cotidianamente para cumplir sus funciones en la Escuela Primaria Luis Ruiz Payarés.

Allí imparte clases a los alumnos de cuarto grado, dígase Matemática, Lengua Española y el Mundo en que Vivimos, esta última con el fin de crear las bases para que enfrenten en quinto Ciencias Naturales, Historia y Educación Cívica.

«Desde la fundación asistimos con niños y adultos a los maratones y las diversas actividades recreativas, culturales y deportivas. Mi condición de pedagoga me ayuda a atender a estas personas, principalmente a la nueva generación que requiere de permanente orientación», señaló.

En 2013, en ocasión del VIII Congreso de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), decidieron bautizar la peña con el nombre de un holguinero vecino de ellos en el Cotorro, Cándido Justiz Pileta, quien falleciera un año antes. Este hombre fue fundador del Partido Comunista de Cuba, su primer responsable nacional de vigilancia y autor de su logotipo y lema (Con la Guardia en Alto).

«También fue combatiente internacionalista en Angola y el Congo, y entre sus responsabilidades tuvo la dirección de la Escuela de Iniciación Deportiva Escolar Mártires de Barbados, ubicada en este territorio. Su viuda, Olimpia Rosell, nos acompaña en cada aniversario de los CDR y en otras celebraciones», indicó.

En lo adelante vincularon a los cederistas con los niños y jóvenes en cada aniversario de esa organización de masas.

«Hace siete años ampliamos el lugar donde nos reunimos, ese en que desde el principio celebramos los juegos de mesa y tradicionales, como carreras en saco, tracción de soga, pelota a la mano y carreras de 25 metros. Después agregamos columpios, una barra, la pequeña pileta y un tablero para baloncesto», dijo.

Frente al lugar existe un edificio de 22 apartamentos que acoge a la comunidad de tránsito Cuba-Suiza. Entonces, atienden a los niños de esas familias. Les inculcan valores que requieren en su formación como hombres y mujeres útiles a la sociedad.

«Eso beneficia mucho a los pequeños. Nuestra Peña no es netamente beisbolera, como otras. Asistimos a la Liga Superior de Baloncesto, los torneos internacionales de voleibol, los campeonatos provinciales y municipales de fútbol, y a los topes de los Domadores en boxeo», apuntó.

«Muy importante: paulatinamente vemos el resultado del trabajo con los niños de la comunidad. Rescatamos muchos aspectos de índole social, les hacemos entender que lo esencial no es la competencia, ni recibir  algo a cambio, sino intervenir de manera voluntaria, espontánea, para el esparcimiento de todos», acotó.

Norma comentó sobre las charlas educativas que reciben los participantes. Uno de los temas más reiterados es la vida de José Martí y de los mártires del Cotorro, entre ellos Guido Pérez Valdés, insignia de los revolucionarios del municipio.

«Buscamos siempre la relación escuela-familia-comunidad, porque cuando los padres participan uno siente apoyo y se convencen de lo positivo de esta experiencia. Sus hijos aprenden, se relacionan y disfrutan no solo de la actividad físico-recreativa, sino también de payasos y músicos del municipio», expresó.

Reinaldo agrega que han ampliado el horizonte y realizan ferias gastronómicas, de comercio y servicios útiles para el hogar.

«Mucho lo agradece la comunidad. Se trata de una posibilidad cercana para arreglar la plancha, una cazuela o el reloj. A los niños que gustan del periodismo les encauzamos su vocación como corresponsales pioneriles», reveló.

Otro detalle es la hermandad creada con los trabajadores de la Peña Deportiva de la Cervecería Guido Pérez Valdés, y la atención a atletas activos y retirados en su radio de acción.

«Nos visitamos mutuamente para jugar tenis de mesa, ajedrez y fútbol. Son bonitas jornadas con los obreros, ya que aprovechamos y sostenemos conversatorios», aseguró.

Reinaldo y Norma prosiguen su andar ahora con nasobucos e hipoclorito. Él en las diferentes tareas de la dirección de deportes, ella en las labores del pesquisaje. Otra vez trabajan a favor de su gente, mientras esperan el reinicio de su entrañable peña deportiva.

Más Fotos
ÚLTIMAS NOTICIAS
María Zamora Clavo
 
Determinación de la constitución física en el deporte
(29-06-2020)
PUBLICACIONES EN INTERNET
Granma | Juventud Rebelde | Trabajadores | Cubadebate | AIN | Prensa Latina | Opciones | CubaSi | Cubahora | Cubaperiodistas
ISSN 1027 - 3905 email: jit@inder.cu
DIRECTOR Rudens Tembrás Arcia JEFE DE FOTOGRAFIA Roberto Morejón. ADMINISTRACION Miguel Lázaro Galbán Álvarez
CONCEPCION VISUAL Kalman Aguilar Fait DESARROLLO DIGITAL CINID. CORRECION Adiasel Pérez Nines REDACCION Y ADMINISTRACION Vía Blanca y Boyeros, Cerro, La Habana.
Teléfonos 648-7084 y 640-6838 EDICION Dirección de Prensa y Propaganda del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER) ESTADISTICAS Centro de Investigación e
Informática del Deporte (CINID)