HORA DE CUBA: 03:35 AM

Publicación del Instituto Nacional de
Deportes, Educación Física
y Recreación INDER
MIÉRCOLES 5
AGOSTO, 2020

La Habana
Año 62 de la Revolución
Sicología en el deporte juvenil
Por Dr. C. Francisco Enrique García Ucha
miércoles, 20 de noviembre de 2019 12:00 AM


EL DEPORTE ocupa un lugar de excepcional importancia en la sociedad actual, como generador de cultura, salud y bienestar, y llamado a convertirse en necesidad para la calidad de vida.

Hablamos de una actividad de elevado gasto económico, social, afectivo y tecnológico, razón por la cual las organizaciones deportivas velan por la continuidad de los resultados.

En ese sentido, el deporte juvenil posee notable relevancia, dadas sus implicaciones en los éxitos del presente y el futuro. 

Para su desarrollo se han determinado diversas estrategias, centradas en la incorporación de los jóvenes y su correcta formación. Clara expresión son los recursos invertidos en recintos que facilitan el ascenso de ese potencial atlético.

Experiencias recientes acentúan la necesidad de atender los aspectos sicológicos vinculados al alto rendimiento en jóvenes deportistas, para contribuir al trabajo de los entrenadores.

Entre las tareas principales se encuentra frenar el abandono de la práctica tras períodos relativamente cortos, ocasionado muchas veces por conflictos con preparadores que carecen de las habilidades necesarias para el manejo de situaciones complejas.

Otras razones radican en las presiones externas, dígase las tareas docentes y las opiniones de familiares y compañeros. Estos últimos suelen manifestarse contra la actividad física del joven, o por el contrario reclamarle más allá de su real potencial. Vale recalcar que exigir resultados notorios (sin base para ello) puede ocasionar elevado estrés, afectar el bienestar sicológico y dar lugar a las bajas.

Ante situaciones de ese tipo debe trabajarse en busca de un estado de ánimo deseable en los practicantes, incrementando la capacitación de entrenadores y los restantes especialistas. 

Las investigaciones sicológicas en el deporte juvenil destacan la trascendencia de una serie de formaciones de la personalidad, a decir la motivación, autovaloración, autoconfianza y la meta conciencia, claves en el establecimiento de metas y objetivos.

Las categorías sicológicas que merecen ser observadas abarcan los procesos cognitivo-afectivos, tales como atención, solución de problemas tácticos en condiciones de competencia; imaginación, comunicación entrenador-deportista-compañeros, liderazgo, habilidades para enfrentar el estrés; creencias y desarrollo de valores morales. 

Cada uno de estos aspectos se somete a valoración, regulación y control, y a sistemas de intervención que regulan los estados sicológicos que habilitan grados más elevados de realización.

La actividad deportiva con jóvenes resulta altamente compleja y constituye un duro reto, en tanto no son “organismos terminados”, sino en pleno cambio y evolución.

Con ellos se requiere una preparación especial para comprender que su maduración no puede calificarse por la edad cronológica, y que el desarrollo depende de los aprendizajes y experiencias alcanzadas.

Para dosificar correctamente las cargas de entrenamiento a los adolescentes hay que conocer sus estadios de crecimiento y desarrollo, incluyendo la dotación genética y edad biológica.

A cada etapa del crecimiento corresponden características que deben respetarse. Hay que adaptar la actividad física al joven y no someterlo a esfuerzos superiores a su capacidad, ya bien por su frecuencia, densidad, duración o intensidad.

Resulta imprescindible establecer la relación entre crecimiento y desarrollo con las cualidades físicas que se pretenden alcanzar por medio del entrenamiento deportivo, entendiendo este último como un proceso que simboliza un cambio (optimización, estabilización o reducción) de la capacidad del rendimiento; de la condición física, de la técnica de movimiento, la táctica y los aspectos sicológicos.

El entrenamiento conduce a modificaciones morfológicas, fisiológicas, bioquímicas y sicológicas. El carácter de las mismas depende del volumen, la intensidad, la duración y la densidad de las cargas.

Los valores de estos componentes del entrenamiento varían dependiendo de las disciplinas, del período de preparación y de las necesidades del atleta.

 

ÚLTIMAS NOTICIAS
Cecilia Juara Rossell
 
Determinación de la constitución física en el deporte
(29-06-2020)
PUBLICACIONES EN INTERNET
Granma | Juventud Rebelde | Trabajadores | Cubadebate | AIN | Prensa Latina | Opciones | CubaSi | Cubahora | Cubaperiodistas
ISSN 1027 - 3905 email: jit@inder.cu
DIRECTOR Rudens Tembrás Arcia JEFE DE FOTOGRAFIA Roberto Morejón. ADMINISTRACION Miguel Lázaro Galbán Álvarez
CONCEPCION VISUAL Kalman Aguilar Fait DESARROLLO DIGITAL CINID. CORRECION Adiasel Pérez Nines REDACCION Y ADMINISTRACION Vía Blanca y Boyeros, Cerro, La Habana.
Teléfonos 648-7084 y 640-6838 EDICION Dirección de Prensa y Propaganda del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER) ESTADISTICAS Centro de Investigación e
Informática del Deporte (CINID)