HORA DE CUBA: 03:57 PM

Publicación del Instituto Nacional de
Deportes, Educación Física
y Recreación INDER
LUNES 25
MARZO, 2019

La Habana
Año 61 de la Revolución
ENTREVISTA
Pedro Álvarez: un ciclón desde la lomita

«En mi primer año juvenil sufrí un neumotórax bilateral que me sacó un año de los terrenos. Todo el mundo pensaba que no podría jugar más pelota», asegura.


Por: Duanys Hernández Torres
(duanysh@inder.cu)
domingo, 13 de enero de 2019 09:07 AM



Foto: Oscar Alfonso

La Habana.- PEDRO Ángel Álvarez Jiménez clasifica entre las revelaciones del pitcheo en la 58 Serie Nacional de Béisbol. El espirituano fue el máximo ganador de su conjunto y resultó pieza clave para que obtuviera la medalla de bronce.

El joven de 23 años de edad parece un “ciclón” cuando está encaramado en el box. Es su forma de asumir el juego. Coraje y corazón han marcado su vida dentro de los diamantes.

JIT conversó con el temperamental serpentinero para conocer detalles de su trayectoria deportiva.

¿Cómo te iniciaste en el béisbol?

Estando en cuarto grado mi papá me llevó a un área deportiva en que se practicaba el béisbol y allí comencé, como bateador. Me puse a entrenar y asistí al torneo municipal. Luego me invitaron al concentrado provincial e hice el equipo para el torneo zonal 9-10, celebrado en el estadio Natilla Jiménez de Santa Clara.

Sorprendiste a todos con tu actuación en aquel torneo…

El equipo era de solo 16 peloteros, en primera instancia me quedé fuera, pero después autorizaron a 18. Entré como invitado. En el congresillo, incluso, no querían autorizarnos, pero finalmente nos aceptaron.

En el primer turno al bate, como emergente contra Villa Clara, di jonrón. A la postre terminé como líder en ese departamento y en impulsadas, y como jugador más valioso. Hice el equipo Cuba de la categoría y ganamos el Campeonato Panamericano de La Habana, y la plata en el Mundial disputado en Venezuela.

Háblame sobre tu recorrido por las categorías inferiores…

Ya en la categoría 11-12 años empecé a lanzar, con Maikel Alemán, mi primer entrenador. Entré a la Eide con un excelente grupo de profesores y sobre todo con la ayuda de Osmani González, quien fue un padre para mí por todo lo que me enseñó.

Estuve en una preselección nacional 13-14, pero en el 15-16 y los juveniles no pude lograrlo pese a tener buenos resultados.

Sufriste un percance de salud que estuvo a punto de sacarte del béisbol…

En mi primer año juvenil sufrí un neumotórax bilateral que me sacó un año de los terrenos. Todo el mundo pensaba que no podría jugar más pelota. Un día le pedí el alta al médico y le dije que si algún día me moría iba a ser en un terreno.

¿Cómo debutas en series nacionales?

Sucedió en la 52 Serie Nacional, ya tengo seis campañas como lanzador de los Gallos. Aquel primer año vine del torneo sub-23, en el cual le gané a Santiago de Cuba en la semifinal, y dejé a los míos a dos outs de ser campeones, frente a La Habana.

¿A que se debió el salto de calidad que diste en esta temporada?

Siempre hago la misma preparación, pero esta vez participé en la Serie Especial hacia Barranquilla y tuve la posibilidad de compartir con excelentes entrenadores como Juan de Dios Peña y Adiel Palma.

Además pude compartir con mi pitcher favorito, Fredy Asiel Álvarez, y con otros muy buenos como Alain Sánchez y Vladimir García. Les preguntaba sobre la manera de lanzar y aprendí mucho.

Este año las cosas han salido bien. A veces la suerte te ayuda. Por ejemplo, vine varias veces de relevo con desventaja de una carrera, el equipo remontó y me apunté la victoria.

La única sonrisa de Sancti Spíritus ante Villa Clara en el play off semifinal fue el juego de tu vida hasta el momento…

Estaba como relevista largo para el play off, pero le pedí la bola a Juan de Dios. Me la dieron y salió el resultado.

Antes del partido llamé a mi papá, quien ha sufrido dos infartos, y le dije que estuviera tranquilo, que estaba bien y la victoria saldría. Subí con el corazón en la mano y lancé un tremendo juego.

¿Aspiraciones?

Seguir entrenando y tratar de hacer un equipo Cuba, que es el sueño de todo pelotero. Ponerme las cuatro letras en el pecho.

¿Siempre has sido tan temperamental desde la lomita?

Desde chiquito, esa es mi forma de jugar, incluso cuando era bateador.

¿Por qué te dicen El Ciclón de Santa Ana?

En realidad vivo en San Arcadio, en Sancti Spíritus, pero cerca está el parque de Santa Ana. Desde chiquito estoy allí jugando fútbol y dominó. Cerca viven muchas de mis amistades. Oscar Castañeda, el narrador de la radio, me puso el mote porque doy muchas vueltas en la lomita. Dicen que comentó: «lo que más se parece a eso es un ciclón».

ÚLTIMAS NOTICIAS
María Elena León Molinet
 
El talento deportivo (II y final)
(04-03-2019)
PUBLICACIONES EN INTERNET
Granma | Juventud Rebelde | Trabajadores | Cubadebate | AIN | Prensa Latina | Opciones | CubaSi | Cubahora | Cubaperiodistas
ISSN 1027 - 3905 email: jit@inder.cu
DIRECTOR Rudens Tembrás Arcia JEFE DE FOTOGRAFIA Roberto Morejón. ADMINISTRACION Miguel Lázaro Galbán Álvarez
CONCEPCION VISUAL Kalman Aguilar Fait DESARROLLO DIGITAL CINID. CORRECION Adiasel Pérez Nines REDACCION Y ADMINISTRACION Vía Blanca y Boyeros, Cerro, La Habana.
Teléfonos 648-7084 y 640-6838 EDICION Dirección de Prensa y Propaganda del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER) ESTADISTICAS Centro de Investigación e
Informática del Deporte (CINID)