HORA DE CUBA: 05:10 AM

Publicación del Instituto Nacional de
Deportes, Educación Física
y Recreación INDER
DOMINGO 11
ABRIL, 2021

La Habana
Año 63 de la Revolución
Walkiria Portelles Pupo
Rema entre recuerdos

Dueña de varias medallas a nivel regional y continental. Destacada entrenadora en la provincia de Holguín.


Por: Lisset Isabel Ricardo
(guajira@inder.cu)
martes, 09 de febrero de 2021

Trayectoria...

Plata en dos pares de remos cortos en México, subsede de los XV Juegos Centroamericanos y del Caribe de Santiago de los Caballeros 1986. En los Juegos Panamericanos de Indianápolis 1987 bronce en la embarcación de dos remos largos sin timonel y cuarta en doble par de remos cortos. Oro y plata en la cita regional multideportiva de México 1990. Con bronce en dos remos largos sin se despidió durante los Juegos Panamericanos de La Habana 1991.

 

En la actualidad...

Instructora de trabajo educativo en deportes de tiempo y marca en la EIDE Pedro Díaz Coello de Holguín.


Holguín.- YA NO es la muchacha extremadamente delgada que llegó a la Escuela de Iniciación Deportiva Escolar Pedro Díaz Coello en 1982, pero mantiene esa espontánea alegría y el trato afable.

Walkiria Portelles Pupo nació en Cosme Batey, en Mayarí, pero tras concluir la secundaria básica su familia se trasladó a la capital provincial y ello la acercó a una actividad desconocida.

Tras dos años en la Eide, y habiendo ganado medallas en lides escolares, los decisores no vacilaron en promoverla al equipo nacional de remo. No sobrepasó los seis años allí, pero aparece entre las primeras practicantes de este deporte en la Isla. Siempre compitió en la categoría ligera, pues en la báscula no superaba los 53 kilogramos de peso.

El debut internacional lo vivió en México, subsede de los XV Juegos Centroamericanos y del Caribe de Santiago de los Caballeros 1986, en los cuales conquistó plata junto a Lourdes Rodríguez en el doble par de remos cortos.

En los Juegos Panamericanos de Indianápolis 1987 capturó bronce junto a la propia Lourdes, pero en la embarcación de dos remos largos sin timonel. Además entraron cuartas en el doble par de remos cortos.

En la cita centrocaribeña de México 1990, Walkiria conquistó oro y plata: el más alto premio con Maidelín Peña en dos remos largos sin timonel; el otro al lado de Nuris Pérez en dos pares cortos.  

Con bronce junto a Maidelín, en dos remos largos sin timonel, se despidió la holguinera durante los XI Juegos Panamericanos de La Habana 1991. Al año siguiente puso fin a su carrera activa y empezó a remar entre recuerdos y experiencias. 

¿Nunca participó en una eliminatoria olímpica?

En mi etapa no existía el nivel de ahora. El remo era muy incipiente y más en el sector femenino.

¿Cómo decidió retirarse?

En 1992 retorné definitivamente a Holguín. Estuve separada de mi niña por mucho tiempo. Mi mamá me ayudó siempre en su cuidado, fue vital para permanecer en el equipo nacional. Entre ellas se fomentó un gran amor… Me otorgaron un apartamento y comencé a trabajar como entrenadora del grupo femenino en la Eide. Así fue hasta 2014.

No faltaron los resultados…

Cada año ubiqué a las muchachas en los tres primeros lugares. Dos veces seguidas resulté la mejor entrenadora de remo en el país y tres alumnas promovieron a la selección cubana… O sea, como atendía la categoría escolar pasaron antes por mis manos.

Mi hija, Liena Grimont, fue mi alumna por dos cursos y salió campeona escolar de Cuba. También lo consiguió en la categoría juvenil y estuvo tres años en la selección nacional.

Extrañaba mucho y no quiso seguir. 

Venezuela forma parte de su vida profesional…

Pasé dos períodos en Venezuela. De 2005 a 2007 en Ciudad Bolívar. Allí trabajé en rehabilitación y luego atendí la masividad en natación. Regresé a mi Eide como entrenadora y repetí posiciones destacadas en los juegos nacionales escolares.

La otra ocasión, entre 2011 y 2013, atendí a remeros escolares en el municipio Guanta,  estado de Anzoátegui. Con ellos ocupé el segundo lugar en sus juegos nacionales.

¿Cómo califica esas etapas?

Una experiencia bonita. Ambas misiones fueron acogedoras. Me considero una persona seria y responsable en cuanta tarea me desempeñe. Quiero cumplirla lo mejor posible y me gano el cariño y amor de la gente.

¿Qué hizo al regreso?

Pasé varios años en Ecuador, por razones familiares, pero regresé porque amo mi país. Lo vivido en Guayaquil durante la pandemia fue horroroso. Acá no es lo mismo. Allá las personas se desplomaban en la calle, no le podían brindar ni primeros auxilios… Morían a la espera de una ambulancia, más la escasez de médicos y hospitales. Tampoco había dónde ubicar a la gente.

¿Cómo se siente ahora en la Eide?

Me han recibido muy bien, estoy como en casa. Mi hija trabaja acá desde hace años. Ambas somos licenciadas en cultura física y deportes y atendimos el remo para féminas durante algún tiempo. Ahora se desempeña como jefa de formación integral, mientras yo soy instructora de trabajo educativo en los deportes de tiempos y marcas.

También me ha convertido en la orgullosa abuela de Yuliana Camila, de tres añitos, y de María Carla, quien tiene 11 y es atleta de pentatlón moderno.

Soy feliz con el afecto y cariño que me profesan en el centro. La responsabilidad asignada me gusta y ayudará a mi preparación. Tiene que ver con la parte educativa en los entrenamientos, el dormitorio, el comedor y otras áreas.

¿Qué representó el remo en su vida? 

No lo conocía, ni tenía referentes en la familia. Comencé desde lo elemental: tirarme al agua para aprender a nadar. Holguín contaba con Odalys Toms y otras muchachas, todo el entrenamiento lo hacía al lado de ellas. Nunca imaginé que tuviera condiciones para ascender al equipo nacional.

Sin embargo, me propuse metas y en la Eide me ayudó la experiencia de las compañeras y el entrenador Pascual Rivera. Le debo mucho, no solo como preparador, sino como padre. Jamás pensé practicar remo, un deporte muy completo y fuerte, que reclama gran resistencia. Supe vencer los obstáculos y me formó como atleta y persona, entregándome armas para enfrentar la vida.

¿Alguna anécdota en particular?

Durante los Juegos Panamericanos de La Habana tuve una sorpresa inolvidable, siempre la llevo en mi corazón. Intercambié con el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en la instalación de competencia, en la presa La Coronela. Me hizo varias preguntas. Se interesó por mi origen y preguntó dónde nos entrenábamos en Holguín. También indagó por la calidad de los botes adquiridos y por cómo nos sentíamos.

Al otro día, tras conquistar la medalla de bronce, mi alegría fue mayor al verlo en la premiación. Después me volvieron a sorprender con el envío de tres fotos: una entregándome la medalla, otra regalándome una flor y una última a su lado. Ese recuerdo estará eternamente en mí. Fue lo más maravilloso de mi carrera deportiva.

ÚLTIMAS NOTICIAS
Reinaldo Ros Chibas
 
Deporte y ciencia
(28-03-2021)
PUBLICACIONES EN INTERNET
Granma | Juventud Rebelde | Trabajadores | Cubadebate | AIN | Prensa Latina | Opciones | CubaSi | Cubahora | Cubaperiodistas
ISSN 1027 - 3905 email: jit@inder.cu
DIRECTOR Rudens Tembrás Arcia JEFE DE FOTOGRAFIA Roberto Morejón. ADMINISTRACION Miguel Lázaro Galbán Álvarez
CONCEPCION VISUAL Kalman Aguilar Fait DESARROLLO DIGITAL CINID. CORRECION Adiasel Pérez Nines REDACCION Y ADMINISTRACION Vía Blanca y Boyeros, Cerro, La Habana.
Teléfonos 648-7084 y 640-6838 EDICION Dirección de Prensa y Propaganda del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER) ESTADISTICAS Centro de Investigación e
Informática del Deporte (CINID)