HORA DE CUBA: 04:03 AM

Publicación del Instituto Nacional de
Deportes, Educación Física
y Recreación INDER
VIERNES 26
ABRIL, 2019

La Habana
Año 61 de la Revolución
María Elena León Molinet
Lupe, una jugadora de básquet muy atrevida

Con 10 años de edad ya descollaba en el equipo ganador de los juegos escolares nacionales.


Por: Roberto Méndez
(robemen@inder.cu)
lunes, 25 de marzo de 2019

Trayectoria...

Asistió a tres juegos olímpicos y cuatro campeonatos mundiales. Fue regular en los elencos capaces de lograr el cuarto lugar olímpico de Barcelona 1992 y el bronce del orbe en Malasia 1990.

En la actualidad...

Presidenta de la Comisión Provincial de Atención a Atletas en Villa Clara.


TAL COMO apareció en el firmamento del baloncesto cubano, Lupe sigue dribleando y anotando canastas, aunque ahora en las tareas de la Comisión Provincial de Atención a Atletas en Villa Clara.

María Elena León Molinet (Santa Clara, 7-4-1967) era una niña cuando comenzó a fascinarle el deporte de los “triples”. Su ascenso fue meteórico y con 10 años de edad ya descollaba en el equipo ganador de los juegos escolares nacionales.

La inquieta chiquilla del conocido barrio Condado, en la capital provincial, fue ganando la atención de los técnicos y especialistas hasta ser captada para una escuela de talentos en La Habana. Tenía solo 11 “abriles” y muy pronto, en 1979, llegaría a la preselección nacional.

Era una época de muchas jugadoras con calidad, más en las posiciones acostumbradas para ella: base organizadora y base atacadora. Tuvo que disputarle la titularidad nada menos que a la sensacional Margarita Skeet.

Lupe asistió a tres juegos olímpicos y cuatro campeonatos mundiales. Fue regular en los elencos capaces de lograr el cuarto lugar olímpico de Barcelona 1992 y el bronce del orbe en Malasia 1990.

Su debut con el equipo mayor ocurrió en los Juegos Panamericanos de Indianápolis 1987 y la despedida tras el Campeonato Mundial de China 2002. Participó en múltiples certámenes nacionales con las llamadas Lobeznas de Villa Clara, con quienes ganó cuatro ediciones consecutivas junto a figuras como Leonor Borrell, Grisel Herrera, Bárbara Castillo y otras.

Se trata de una de las mejores jugadoras del baloncesto cubano de todos los tiempos. Su retiro del deporte activo coincidió casi con la creación de la Comisión Nacional de Atención a Atletas (CNAA), en cuyo balance del 2018 la encontró JIT para un distendido diálogo.

¿Cómo y dónde comenzaste en el baloncesto?

Solo tenía siete años cuando entré al área ubicada en el Palacio de los Pioneros de Santa Clara, cerca de donde vivía en el barrio conocido como Condado. Mi primer entrenador fue Armando Ávalos Pomo. De ahí transité por la pirámide en los juegos pioneriles y escolares.

Con 11 “abriles” fui escogida en una captación de talentos, que cuando aquello se llamaba Plan de Gigantes, ubicado donde radicó después la Espa Nacional. A los 13 comencé a entrenar con la selección nacional y a los 15 tenía un puesto oficial.

¿Cómo recuerdas tus inicios con la selección?

Fue en los Juegos Panamericanos de Indianápolis 1987: algo frustrante porque no ganamos medallas. Después obtuvimos plata en La Habana 1991 y oro en Winnipeg 1999. También tuvimos la satisfacción de que el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz nos premió aquí. Esa fue una de las veces que compartimos con él.

Inolvidables recuerdos del bronce mundial en Malasia…

Le ganamos por la medalla 81-63 a Checoslovaquia. Solo perdimos tres juegos, dos contra Yugoslavia en la fase de grupos y la semifinal, y con Estados Unidos en el pase a los cuatro mejores. Anoté 86 puntos, solo por detrás de Regla Hernández (139) y Leonor Borrell (131). Fue una gran actuación en medio de la mejor época del baloncesto. Todavía hoy aquello resulta especial para todas las participantes.

¿Sinsabores en los Juegos Olímpicos de Barcelona?

Sí, indudablemente. Teníamos un gran equipo y habíamos hecho bases de entrenamiento en Rusia y Argelia. Se pudo haber obtenido una presea. Derrotamos a las soviéticas, quienes competían como Equipo Unificado y fueron las campeonas. Pero después perdimos en semifinales con China y por el bronce con Estados Unidos. De todas formas ha sido el mejor resultado a ese nivel y creo que perdurará bastante.

¿Cómo llegaste tan lejos?

Bueno… era una jugadora muy atrevida, tal vez debido al barrio donde me crie (Risas). Siempre me gustó jugar al contraataque y a toda velocidad. Observaba mucho a las grandes jugadoras y aprendí sus mejores capacidades. Lo demás fue pulirlas y adaptarlas a mis condiciones. En los tiros me gustaban los de tres puntos y en suspensión.

¿Por qué te retiraste en el 2002?

Después de mucho tiempo siendo primera figura, en el Mundial de China 2002 no ocurrió así. Estaba consciente de que había que darle paso a las nuevas generaciones, pero no estaba acostumbrada al banco y allí mismo anuncié la intención de retirarme.

¿A qué atribuyes la mala racha actual del elenco femenino?

Los tiempos son distintos. Ahora no se piensa como antes. Por ejemplo, mi almohada era una pelota de baloncesto. Siempre estábamos concentradas en los entrenamientos y los objetivos. Hacer lo que exige el técnico es la clave. Siempre fue así con Miguel del Río, Manuel Pérez y José Ramírez. Gracias a esa exigencia llegamos a resultados. Para mí fue un sufrimiento perder el primer lugar en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla.

¿A qué te dedicaste tras dejar las canchas?

Me fui a Santa Clara y estuve en la dirección municipal de deportes. En el 2008 fue a cumplir colaboración en Venezuela. En el estado Bolívar trabajé con niños y jóvenes. Al regreso me incorporé a las labores de atención a atletas hasta que en el 2017 me escogieron para el Proyecto Por la Vida en El Salvador.

¿Cómo valoras el trabajo en la CNAA?

La comisión fue idea de Fidel para que las glorias del deporte no quedaran olvidadas. Hoy el trabajo es más profundo y difícil para tratar de resolver las necesidades de nuestros atletas retirados. Yo, por mi carácter, me adentro en cada problema. Resulta complicado ser presidenta de esta comisión y lo más reconfortante es el agradecimiento de las personas. 

 

ÚLTIMAS NOTICIAS
María Elena León Molinet
 
El talento deportivo (II y final)
(04-03-2019)
PUBLICACIONES EN INTERNET
Granma | Juventud Rebelde | Trabajadores | Cubadebate | AIN | Prensa Latina | Opciones | CubaSi | Cubahora | Cubaperiodistas
ISSN 1027 - 3905 email: jit@inder.cu
DIRECTOR Rudens Tembrás Arcia JEFE DE FOTOGRAFIA Roberto Morejón. ADMINISTRACION Miguel Lázaro Galbán Álvarez
CONCEPCION VISUAL Kalman Aguilar Fait DESARROLLO DIGITAL CINID. CORRECION Adiasel Pérez Nines REDACCION Y ADMINISTRACION Vía Blanca y Boyeros, Cerro, La Habana.
Teléfonos 648-7084 y 640-6838 EDICION Dirección de Prensa y Propaganda del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER) ESTADISTICAS Centro de Investigación e
Informática del Deporte (CINID)